viernes, 25 de abril de 2014

Típico, sí.

Típico, sí. Pero lo que daría yo por ver tu culo andar por mi pasillo sin ningún remordimiento. Y vaya ganas las que tengo de pasarme la noche besándote (y a saber qué más). O mejor hablemos de mis uñas marcadas en tu espalda y de la pequeña marca de tus labios en mi cuello. Y que hoy el color de tu camiseta combina de puta madre con el suelo de mi habitación. O de todos los lunares que me apetece contar (y los que no tengas, también te los pienso contar). Así que bueno, ya sabes las ganas que tengo de quitarte esa sonrisa a besos, por mucho que me encante ella.

1 comentario:

  1. Thousands of ways to steal your identity. Just ONE way to protect it, IdentityForce.

    ResponderEliminar